WeWashing

¿Qué es una “Startup de Economía Colaborativa Responsable”?

Este artículo fue escrito por Boyd Cohen y Pablo Muñoz, originalmente publicado en Shareble, traducido al castellano por Guillermo Mas y adaptado por Albert Cañigueral para el Magazine de OuiShare.

Los lectores del OuiShare Magazine y de Shareable son más que conscientes de las crecientes preocupaciones acerca de las empresas que claman formar parte de la economía colaborativa pero que no reflejan sus valores. Los términos “sharewashing” o “wewashing” se han usado a menudo para expresar estas preocupaciones. A su vez los medios, los gobiernos locales y los reguladores, los inversores y los emprendedores siguen confusos con respecto a qué es lo que de hecho constituye una actividad de economía colaborativa deseable.

Airbnb y Uber copan los titulares a favor y en contra de la economía colaborativa, pero estas empresas son solo la punta del iceberg de este nuevo modelo productivo. Es importante reconocer la gran diversidad de negocios colaborativos existentes y poderlos ubicar en algún punto del espectro que hay entre las plataformas “Estrella de la Muerte” y las plataformas cooperativistas. Nosotros hablamos con muchos emprendedores y la mayoría de ellos no están necesariamente interesados en convertirse el próximo unicornio de un billón de dólares que dominará el mundo, pero si están interesados en empujar el desarrollo económico y social a nivel local o regional.

Entonces, ¿cómo podemos mantener una discusión razonada con la comunidad de la economía colaborativa y otros stakeholders, cuando hay tanta incertidumbre sobre qué es economía colaborativa y cuándo es algo a estimular o desalentar?, ¿a qué nos referimos por “responsable” y qué constituye una startup de economía colaborativa?

Para arrojar luz en esta ambigüedad, hemos trabajado duro tratando de identificar los elementos característicos de las startups de economía colaborativa en una búsqueda académica de modelos de negocio, así como de literatura reciente y libros populares como Peers Inc y Sharing Cities. Como resultado, hemos sido capaces de identificar un buen número de dimensiones clave que están frecuentemente consideradas como aspectos clave de las startups de economía colaborativa.

Presentando el Sharing Business Model Compass

Uno de los resultados de este proyecto ha sido una herramienta práctica que llamamos Sharing Business Model Compass. Un compás es al mismo tiempo un instrumento de navegación y una forma de definir el alcance de algo. No buscamos proveer un Norte magnético absoluto para el mundo colaborativo, pero sí ofrecer una forma de dar sentido al espectro de la economía colaborativa y organizar qué hay en ella de una forma más coherente y sistemática. No es una herramienta de clasificación sencilla, sino un modelo dinámico para mapear los esfuerzos de las empresas que aspiran a entrar en este espacio.

No es una herramienta de clasificación sencilla, sino un modelo dinámico para mapear los esfuerzos de las empresas que aspiran a entrar en este espacio.

Como podréis ver, contiene seis dimensiones distintas que son únicas para los modelos de negocio de economía colaborativa: Tecnología, Transacción, Enfoque de Negocio, Recursos Compartidos, Modelo de Gobernanza y Tipo de Plataforma. Cada dimensión tiene tres grados, representando una forma continua desde, por ejemplo, los modelos de gobierno con propiedad y control concentrados hasta una propiedad y control completamente distribuidos.

SHARINGACCELERATOR-graphics-FINAL

Cuatro de las dimensiones van desde las más comúnmente encontradas en las startups de economía colaborativa basadas en mercado (esto es, plataformas capitalistas o plataformas “Estrella de la Muerte”) a modelos cooperativos más apoyados en la idea del bien común. Las restantes dos dimensiones (Tecnología y Recursos Compartidos) no son un continuo en la misma forma, sino que los modelos de negocio de mercado o del bien común pueden utilizar cualquiera de las tres opciones ofrecidas.

Presentación en Procomuns

En el reciente evento Procomuns.net presentamos el Sharing Business Model Compass con mucha aceptación e interés.

Video Procomuns en Barcelona

¿Cómo usar el Compass?

Eso depende de quién seas y qué rol juegues en la economía colaborativa.

Para los Stakeholders de la Economía Colaborativa:

Una forma de utilizarlo es aprovecharlo como forma de explicar los pros, los contras y las implicaciones de las startups colaborativas existentes. Esto puede ser un ejercicio propio de clases universitarias. Lo usamos en EADA Business School y en la Universidad de Leeds, por ejemplo. Del mismo modo, los medios y el gobierno local podrían utilizar este marco para comprender los matices de los modelos de negocio y así, en el caso de agencias reguladoras, mejorar su especificidad de acuerdo con el tipo de actividad colaborativa que quieran favorecer o desalentar.

Tomemos Airbnb como punto de partida. Está claramente impulsada por la tecnología, ya que la plataforma facilita una red global de espacios compartidos. Además, está basada en mercado en cuanto al tipo de transacción: permite a los dueños de los espacios ganar dinero al tiempo que garantiza que un porcentaje de la transacción vaya a la plataforma. Airbnb está totalmente orientada a obtener beneficios aunque algunos (incluyendo sus fundadores) tratarían de argumentar que es un híbrido porque está involucrada en iniciativas sociales como proporcionar viviendas para víctimas de desastres.

evaluacion_airbnb_sharing_compass

Una de las partes más engañosas del modelo de Airbnb para los reguladores es que algunas personas la utilizan para optimizar sus recursos infrautilizados (por ejemplo, espacio extra en una casa de residencia) mientras que muchos otros (ahora una mayoría en la plataforma) alquilan espacios completos, dando como resultado una reducción del stock de vivienda para los residentes locales. El modelo de gobernanza de Airbnb es corporativo en el sentido de que no involucra a los usuarios en un gobierno colaborativo ni se comparten los beneficios con la comunidad. Finalmente, el modelo de Airbnb se basa en la conexión usuario a usuario. Como puede verse, Airbnb es fundamentalmente una compañía de sharing basada en mercado, ya que su modelo de Transacción, su Enfoque de Negocio y su Modelo de Negocio quedan en el exterior del anillo.

Ahora, vamos a probar el Compass con Bliive. Bliive es uno de los bancos de tiempo más grandes a nivel mundial. En lugar de facilitar transacciones monetarias a cambio de servicios (como Task Rabbit), Bliive permite a los usuarios prestar servicios (clases de guitarra, pintura, contabilidad, etc.) a otros miembros de la comunidad y  obteniendo a cambio “Time Dollars” que pueden usar para recibir servicios valiosos de otras personas.

evaluacion_bliive

Argumentaremos que Bliive está habilitada por la tecnología, ya que la tecnología conecta a los usuarios; sin embargo, al final, gran parte de la prestación del servicio se realiza en persona. En el caso de las Transacciones, Bliive utiliza enfoques alternativos porque los usuarios reciben créditos de tiempo en lugar de compensaciones monetarias. En relación al Enfoque de Negocio de Bliive, nosotros los ponemos claramente en la categoría de impulsados por una misión (aquí está, de hecho, su declaración de misión: “Bliive es un movimiento que cree en la colaboración como una forma de revolucionar el concepto de valor, uniendo a la gente a través de la experiencia de compartir”).

Mostrando la importancia en cada actividad diaria, en cada pequeño conocimiento compartido o en cada talento, le diremos al mundo que todos tenemos algo que merece ser compartido.

Mientras que el tiempo de un individuo es, quizá, menos infrautilizado comparado con, por ejemplo, su coche, argumentaríamos que el banco de tiempo en el sistema de Bliive es utilizado por la gente con tiempo disponible fuera de sus actividades diarias normales. Bliive es un gran creyente en la colaboración y tiene un programa embajador para “traer el esquema mental colaborativo a la realidad de su comunidad y redes”. Bliive es también una plataforma usuario-usuario. Argumentaríamos, pues, que Bliive está mucho más cerca de una plataforma cooperativa, pero no está completamente ahí, porque es una mezcla -lo cual es cierto en la mayoría de los modelos de negocio estudiados. No hay mucho blanco y negro, o bueno y malo; por el contrario, hay mucho gris en la economía colaborativa.

No hay mucho blanco y negro, o bueno y malo, por el contrario, hay mucho gris en la economía colaborativa.

Para las Startups:

Por lo tanto, ¿cómo pueden las startups utilizar el Compass? Creemos que puede ser utilizado como un punto de partida para sus decisiones sobre sus valores y su modelo de negocio en el estadio temprano del proceso de emprendimiento. Si los fundadores aspiran a ser más parecidos a una plataforma cooperativa, optarán por estrategias más cercanas al centro. Estas ideas pueden ser probadas más tarde contra combinaciones alternativas para que los emprendedores tengan la oportunidad de tomar una decisión informada sobre qué puede funcionar en sus respectivos mercados.

Respecto a las dos dimensiones que son menos continuas (Tecnología y Recursos Compartidos) una discusión sobre las capacidades y el impacto deseado podría influenciar sus decisiones. Soluciones basadas en la tecnología normalmente llevarán a mayor impacto dada la inherente escalabilidad de esos modelos. Mientras, generalmente hablando, el hacer mejor uso de los recursos infrautilizados resultará en modelos de negocio más “sostenibles”, aunque no siempre sea el caso.

¿Qué es lo próximo?

Con suerte, la comunidad colaborativa podrá ver el valor de este trabajo, que es el resultado del conocimiento obtenido durante los últimos años en la búsqueda de modelos de negocio colaborativos. Creemos que Compass es la primera de muchas herramientas que podrían desarrollarse por y para la comunidad de la economía colaborativa.

Planeamos publicar un Sharing Business Model Canvas (pueden ver el modelo de negocio canvas original aquí) que utiliza las dimensiones en el Compas y dibuja en el Canvas estándar para permitir a las startups articular sus decisiones sobre el modelo de negocio en una página. El Compass introduce aquellos aspectos únicos en un modelo de negocio colaborativo, pero requiere de otros elementos comunes a todos los modelos de negocio para traerlo a la vida. Está, por ello, abierto a otros que deseen unirse y continuar nuestro trabajo.

Mirando hacia delante, podríamos incluso imaginar a alguien creando un generador online de modelos de negocio o incluso más, una plataforma de intercambio de conocimiento que mapee diferentes combinaciones de opciones de modelos de negocio o incluso series de preguntas para guiar a los emprendedores a través de las diferentes opciones dadas sus aspiraciones. También esperamos que la comunidad colaborativa encuentre varias formas creativas de utilizar el Sharing Business Model Compass y ayude al movimiento a progresar.

Si lo utilizas para tu negocio, comunidad, o formulación de políticas, nos encantaría que nos lo contases.

Escrito por: Boyd CohenCo-autor: Pablo Muñoz
Originalmente publicado en Shareble
Traducido por: Guillermo Mas 
Adaptado por: Albert Cañigueral